Diversidad

Ofogo: Creando Vínculos Entre Colombia y el Continente Africano

Boniface Ofogo es un gran personaje. Se crió en la pequeña aldea de Omasa, Camerún, en una típica familia numerosa africana, pensando que su vida estaba destinada a vivir de la agricultura junto a su familia, pero el mismo dice que se considera un milagro, que tiene un don, lo cual de verdad parece su caso, pasó de ser el mejor estudiante de su escuela en Camerún, a ser uno de dos becados para estudiar en Madrid, y actualmente cuenta con un doctorado en materia de filología hispana.

Su vida en Madrid al principio fue dura, siendo objeto de miradas curiosas y un tanto desconfiadas, ya que en la década de los 80 había pocas personas negras en España, a pesar de que él ya hablaba como si se tratara de que vivía en el Siglo de Oro español, lo cual terminó perjudicándolo más en cuanto a la percepción de las demás personas, ya que “le daban un aire de pretensión”.

ofogoAhora, viaja por Colombia compartiendo cuentos de origen africano, estuvo recientemente en Buenaventura, llevándose impresiones particulares sobre la raza negra latinoamericana, diciendo que los negros latinoamericanos tienen en su mayoría un discurso de resentimiento y de dolor, que para construir grandes naciones deben dejar cerrar sus heridas si desean conciliar la paz, ya que han pasado 165 años, y también haciendo observaciones sobre el gobierno al ver que Buenaventura se encuentra en condiciones algo precarias. Es importante tomar en cuenta la opinión  de “Boni”, una persona cuya trascendencia cultural va muchísimo más allá de razas, es cuestión de humanidad.

De verdad que es un maravilloso ejemplo de que las personas podemos convivir en paz, nos veamos cómo nos veamos, creamos en lo que creamos y vengamos de donde vengamos, como humanidad nuestro deber es apoyarnos entre todos. El mundo se puede ver algo pequeño, pero la verdad es que hay suficiente espacio para todos nosotros, sobre todo si aprendemos un poco de nuestro amigo, Boni.