Diversidad

Los primeros españoles que se adentraron a vivir en África

Durante los años sesenta y setenta, los pocos españoles que visitaban el continente africano se dirigían en misiones evangelistas y cristiana buscando promover la religión y además contribuir en lo posible con la desdicha y el hambre que vivían algunos pobladores africanos, sin embargo, estas visitas eran temporales y las personas que acudían en estas misiones no tenían el propósito de establecerse en alguna capital africana para conocer y disfrutar de la variada y rica cultura de este territorio. Sin embargo, un médico llamado Manuel Corachan, un electricista de nombre Antonio Medina y Lluís Mallart un renovado antropólogo partieron desde la tierra española hasta el territorio africano y se establecieron en dicho continente por un largo periodo de tiempo, lo que los convierte en los españoles pioneros en adentrarse a la cultura africana.

Aunque el continente americano y asiático parezcan los destinos más apropiados para llevar a cabo un viaje de expedición y conocer aún más las diferentes culturas del mundo, África es sin lugar a duda la cuna del multiculturalismo puesto que a pesar de que el continente africano no cuenta con la maquinaria comunicacional ni publicitaria para promover a nivel mundial el turismo en su país, basta con observar los documentales y trabajos basado en exploraciones y expediciones realizadas en los países africanos para comprender la increíble variedad y gama de religiones, culturas y costumbres que coexisten en armonía en este lugar del mundo. Es evidente que para los españoles pioneros en habitar y trabajar en Africa mencionados en el párrafo anterior, la cultura de este país fue una de las claves que influyo en la prolongada estadía de los mismos.

El joven Juan Carlos quien es electricista en Electricistas, desea algún día poder seguir los pasos del electricista Antonio Medina para poder practicar y enseñar su honorable profesión en algún rincón de África, puesto que este pionero español quien acepto un contrato de Liberia producto de la difícil situación económica que afrontaba España en los años setenta, no solo vivió en África practicando de manera responsable su profesión, también se encargó de educar, formar y orientar a más de un centenar de electricistas africanos y a su vez también contribuyo en la formación de operadores de cámara, lo que demuestra que además de culturizarse con las costumbres africanas, este electricista español también logro retribuirle al África la cálida acogida que le brindaron.

Por su parte, Laura la recepcionista de la cerrajeria de profesionales se siente muy orgullosa de la historia de estos pioneros españoles en África, puesto que menciona que estos ciudadanos son los que logran enaltecer el gentilicio español, así mismo, menciona que le encantaría poder visitar algún país africano como Camerún puesto que se ha documentado y leído acerca de las tradiciones y culturas de sus habitantes, por lo que ha quedado fascinada con lo dicha información y sueña con poder vivirla. La cultura africana y la cultura española son dos tradiciones que pueden complementarse entre si y las personas que logran vivir ambas culturas son realmente afortunadas.