Diversidad

La cultura española repartida por el mundo

Hasta hace bien poco, eran las ciudades españolas las que mostraban un ambiente de multiculturalismo, consecuencia de la inmigración de personas procedentes de países como Ecuador, Colombia, Perú, China, India, Líbano o Costa de Marfil. Asia, Sudamérica y África mezclaban muchas de sus culturas con lo autóctono de nuestro país, lo que daba lugar a un escenario muy mestizo.

Pero la crisis –o estafa del Sistema, como se prefiera- azotó con violencia nuestro territorio y los españoles fueron los que empezaron a emigrar para llevar su cultura, sus hábitos y su idiosincrasia hasta múltiples rincones del planeta. Como en su día pasara en ciudades de España con los ecuatorianos, ahora pasa en ciudades de diversas latitudes con los españoles, que en muchos casos quedan reunidos en especies de guetos.

En Londres, el popular barrio de Notting Hill se ha convertido en un lugar donde cada vez está más presente la cultura española; ya era usual históricamente la presencia de la población española en esta zona, pero a raíz de la crisis se ha disparado la presencia de ciudadanos de nuestro Estado.

La Historia cuenta a la hora de que nuestros emigrantes se asienten en los sitios a los que se desplazan para vivir. Así, el Spanish Quarter de Sydney, barrio español por antonomasia en Australia, sigue siendo un lugar muy recurrente para los españoles que deciden marcharse a buscar trabajo y asentarse en una ciudad como Sydney. El barrio de Montserrat, en Buenos Aires, que en décadas pasadas solía estar vinculado a población de origen español, sigue siendo ahora un lugar al que muchos españoles se marchan, dando a la zona un sabor de mezcla entre lo argentino y lo español.

Los distritos de Kreuzberg y Neukölln, en la capital germana, están empezando a convertirse en zonas donde la cultura española cada vez gana más espacio y se mezcla con la idiosincrasia autóctona alemana. Cada vez más españoles emigran a Berlín y estos barrios son la zona predilecta para asentarse.