Diversidad

¿Cuál es el precio por contratar un traductor?

¿Cuánto cuesta contratar a un traductor?

Normalmente cuando requerimos los servicios de un traductor, nos preguntamos cuanto suelen costar este tipo de servicios, lo cual no resulta fácil de responder pues, como en todas las profesiones, existen multitud de profesionales independientes que pueden realizar el trabajo, pero que cuentan con distintas tarifas.

De hecho existen diferencias incluso en la forma de cobro, ya que algunos lo hacen por hora trabajada y otros lo hacen en función de la cantidad de palabras a traducir e incluso de la dificultad del documento. En cualquier caso, podemos establecer algunos precios orientativos para que puedas hacerte una idea de lo que puede costar contratar este u otro tipo de servicios.

Por ejemplo traducir un documento de español a inglés y viceversa de unas 100 palabras aproximadamente puede costar entre 10 y 20 euros. En el caso de textos más largos de unas 10.000 palabras, evidentemente el precio se incrementa, llegando a oscilar entre los 600 y 1000 euros. Eso sí, el precio resulta más favorable según se va aumentando. De manera que por ejemplo en un texto de unas 100.000 palabras, el precio por cada una es menor. El total que suele establecer un traductor por este tipo de trabajos va entre los 4.000 y los 6.000 euros.

En cualquier caso, si pensamos en la cantidad de horas que debe echar un profesional para traducir los textos, no resulta muy caro, y además tendrás la garantía de que todos los documentos que necesites en otro idioma estarán bien traducidos.

Ahorra contratando un traductor cuando lo necesites

No obstante, no es necesario contar con este tipo de servicios todos los días ni a jornada completa, incluso aunque tengas una empresa. Y es que si tienes clientes en el extranjero y necesitas realizar traducciones de vez en cuando, o tienes que homologar algún título haciendo una traducción jurada, solamente necesitas llamar al traductor cuando sea necesario.

Olvídate de pasar horas delante del diccionario o del traductor en Internet, ya que si no dominas muy bien al lengua, esto solamente te traerá quebraderos de cabeza. Por eso, lo mejor que puedes hacer es contratar a un profesional y disfrutar más de tu tiempo, sabiendo además que cada palabra estará bien traducida. Y es que si lo haces tú mismo corres el riesgo de que no esté correcto. Solamente necesitas encargar tu tarea con nosotros y fijar el precio que estás dispuesto a pagar y nos ajustaremos a él. Sí, sí, como lo estás oyendo. De esta forma siempre te resultará más barato y no tendrás que preocuparte por andar pidiendo presupuestos.

Con la ventaja de que si no quedas satisfecho con el resultado no tendrás porque pagar ni un céntimo por la tarea. Y si aún no estás convencido, ¿por qué no echas un vistazo a las opiniones de otros usuarios que ya han podido disfrutar de nuestros servicios?